Categories Desarrollo rural

RECAMDER pide que se apueste más que nunca por los pueblos y se ayude al mundo rural para encarar el futuro

Al cumplirse dos meses de la firma del Pacto contra la Despoblación de Castilla-La Mancha, el presidente de la Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural resalta la importancia de la digitalización y el apoyo al emprendimiento

Hoy se cumplen dos meses de la firma del Pacto contra la Despoblación de Castilla-La Mancha, un momento clave en el que todos los agentes sociales de la región se comprometieron junto al presidente, Emiliano García Page, en trabajar de forma conjunta en la búsqueda e implantación de medidas que pongan freno al éxodo rural y atraigan a nuevos pobladores.

Sin embargo, “la crisis sanitaria del coronavirus ha puesto en cuarentena este pacto y nos ha obligado a hacer un paréntesis en las ambiciosas pretensiones y en las numerosas expectativas que se habían generado, pero los acontecimientos nos hacen ver que el mundo rural podría salir reforzado de esta crisis si se actúa bien”.

Así lo ha explicado el presidente de la Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural (RECAMDER), Jesús Ortega, quien ha señalado que “el coronavirus ha supuesto un mazazo para todo el mundo y habrá que analizar las consecuencias económicas y el impacto negativo que esta crisis puede provocar en el mundo rural y especialmente en los empresarios y emprendedores de los territorios rurales”. No obstante, ha señalado que “debemos ser optimistas porque se ha demostrado que en muchos casos los pueblos pueden llegar a ser el sostén de la sociedad desde el punto de vista del abastecimiento de alimentos, y también una vía de escape en la que predominan los beneficios medioambientales o la vida sana”.

En este sentido, recalcaba que “ahora más que nunca, no podemos bajar los brazos, tenemos que trabajar con más fuerza para aprovechar ese interés que el mundo rural ha despertado en multitud de personas que lo ven como un lugar apetecible y no descartan elegirlo como el espacio donde pueden realizar su proyecto vital”.

Además, “el teletrabajo al que nos ha empujado el coronavirus ha venido para quedarse y si dotamos al mundo rural de conexiones adecuadas, serán muchas las personas que podrán trabajar desde los pueblos”.

Por todo ello, ha animado a todos “a apostar más que nunca por los pueblos y a ayudar al medio rural generando oportunidades”. En este sentido, ha recordado las reivindicaciones que RECAMDER viene haciendo desde hace mucho tiempo y que ahora cobran más importancia aún, como es la necesidad urgente de incrementar la digitalización de los territorios rurales, dotándolos de banda ancha para favorecer la economía digital y las comunicaciones; la importancia de garantizar los servicios básicos a la población; el apoyo al emprendimiento en el medio rural y a la innovación; una discriminación fiscal positiva para los autónomos y vecinos de los pueblos; o la defensa férrea del agua “porque el agua que se va de Castilla-La Mancha a otras regiones se lleva consigo el empleo, la riqueza y las oportunidades”.

“La crisis del coronavirus puede ser un trampolín o la puntilla definitiva para el mundo rural y en las manos de todos está que la balanza se decante hacia uno u otro lado”, señalaba Jesús Ortega, quien pedía a todos los responsables políticos de España y de Europa, a todos los Grupos de Acción Local, a todos los agentes socioeconómicos y a la población en general “que no den la espalda al mundo rural en estos momentos complicados para todos y que aúnen esfuerzos para impulsar la supervivencia de nuestros pueblos, porque ha quedado demostrado que se puede contar con ellos y que son un refugio en momentos difíciles”.

El responsable de RECAMDER ha recordado que “desde RECAMDER, desde los Grupos y desde la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha se sigue trabajando para poner en valor el potencial del medio rural y ayudar a las familias, emprendedores, autónomos y pymes de nuestras comarcas”.

Categories Desarrollo rural

RECAMDER pone en valor el protagonismo de la mujer en la lucha contra la despoblación

El presidente de la Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural, Jesús Ortega, ha pedido que se piense en femenino para poder adaptar el medio rural a las mujeres

GUADALAJARA.-  Coincidiendo con la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, que se celebra este domingo 8 de marzo, RECAMDER quiere ensalzar y poner en valor el papel protagonista de las mujeres en la lucha contra la despoblación.

El presidente de la Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural, Jesús Ortega, ha advertido que “sin las mujeres, todos los esfuerzos por mantener nuestros pueblos serán inútiles” por eso ha indicado que “es necesario pensar en femenino para adaptar el medio rural a las mujeres, porque ellas son la clave para repoblar nuestros pueblos y frenar el éxodo rural”. 

En este sentido, el presidente de RECAMDER ha recordado la urgencia de dotar a los pueblos de servicios básicos y de incentivos que “conviertan al medio rural en un espacio de oportunidades y calidad de vida, con el fin de que las mujeres encuentren motivos para quedarse, puedan desarrollarse profesionalmente y puedan echar raíces en nuestros territorios”.

“Nuestros pueblos necesitan el talento femenino, que es mucho”, aseveraba Ortega, quien añadía que hay que poner en marcha todas las medidas necesarias para generar oportunidades y visibilizar el papel de la mujer rural. Asimismo, recalcaba que “hay que dar voz a las mujeres y hay que impulsar la igualdad de género también en el mundo rural” y afirmaba que “eso es lo que hacemos desde los Grupos de Acción Local de Castilla-La Mancha, integrados en buen número por mujeres y asociaciones femeninas, porque son ellas las que deben tomar las riendas y las decisiones que tienen que ver con el desarrollo de sus territorios”.  

De los 919 municipios existentes en Castilla-La Mancha, 739 (un 80%) tienen menos de 2.000 habitantes y la población femenina supone el 47,9%, una cifra que se reduce hasta el 41,4% en pueblos de menos de 100 habitantes.

“Las mujeres son las primeras que emigran ante la falta de oportunidades, pero también son las primeras que retornan si tienen la seguridad de que van a poder desarrollar su proyecto de vida en el pueblo”, apuntaba el presidente de RECAMDER, quien añadía que “la supervivencia de nuestros pueblos está en manos de las mujeres y de la aplicación de medidas que hagan que se queden en el medio rural”, como el acceso a las nuevas tecnologías, servicios de atención a la infancia, infraestructuras educativas y sanitarias, o discriminación fiscal positiva, entre otras.

Jesús Ortega recordaba que el 54% de los proyectos de emprendimiento en el medio rural son impulsados por mujeres y que el 51,5% de las personas que participan en las actividades formativas que se desarrollan gracias a Leader también son mujeres “lo que demuestra la valentía, el carácter emprendedor, el compromiso y la actitud participativa de las mujeres rurales”.

Ortega también resaltaba que los Grupos de Acción Local y la metodología Leader son unas herramientas muy importantes para fomentar la igualdad de la mujer, y su empoderamiento, además de visibilizar su trabajo. En este sentido, apuntaba que “cada vez las mujeres tienen mayor presencia en los Grupos de Acción Local e incluso muchos están presididos por una mujer”.

El presidente de RECAMDER ha finalizado rompiendo una lanza en favor de todas las mujeres emprendedoras, trabajadoras asalariadas, amas de casa o estudiantes que han elegido los pueblos para desarrollar su proyecto de vida, pese a las dificultades.

Comisión de Estudio para alcanzar un Pacto contra la Despoblación en Castilla-La Mancha el papel de los Grupos de Acción Local
Categories Desarrollo rural

RECAMDER pide “voluntad, determinación y valentía” para luchar contra la despoblación

El presidente de la Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural, Jesús Ortega, ha defendido en la Comisión de Estudio para alcanzar un Pacto contra la Despoblación en Castilla-La Mancha el papel de los Grupos de Acción Local

ARENALES DE SAN GREGORIO.- El presidente de la Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural (RECAMDER), Jesús Ortega, ha intervenido esta mañana en las Cortes Regionales en la Comisión de Estudio para alcanzar un Pacto contra la Despoblación en Castilla-La Mancha.

Ortega ha destacado que “en el mundo rural somos pocos, y por tanto somos menos votos, pero también importamos” y ha señalado que “es importante defender nuestros pueblos y dotarlos de todo lo necesario para que sean atractivos para llevar a cabo un proyecto de vida” y para ello sólo hace falta “voluntad, determinación y un poco de valentía de todas las instituciones”.

Para frenar “ese éxodo que está matando a nuestros pueblos y que pone en jaque a toda la sociedad”, el presidente de RECAMDER ha aludido a la importancia de tener en cuenta las soluciones propuestas en el denominado ‘Manifiesto de Sigüenza’ “porque parten de los hombres y mujeres que viven y trabajan en el medio rural y porque nadie como ellos sabe cuáles son los problemas y qué soluciones se necesitan”, así como las propuestas realizadas por la Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural al anteproyecto de Ley de Desarrollo Rural, Territorial y Contra la Despoblación.

En este sentido, se ha referido a la necesidad de legislar teniendo en cuenta las singularidades del mundo rural y a la mejora de la financiación de las autonomías y de las corporaciones locales teniendo como factor evaluable la despoblación, la dispersión o la lejanía de la población a la obtención de servicios básicos, en lugar del número de habitantes.

Otra reivindicación de RECAMDER es garantizar un mejor suministro eléctrico y de telecomunicaciones y el acceso a redes de banda ancha, así como poner en marcha un recibo rural con bonificaciones del 25% sobre la potencia instalada y la energía consumida, porque “no se puede permitir que el suministro eléctrico, el de telefonía móvil o el de banda ancha sea de tercera categoría o cuarta categoría y que el precio que se paga sea de primera categoría”.

Imprescindible para el desarrollo, para crear riqueza y para fijar población es el agua. Por ello, RECAMDER defiende la redimensión de los proyectos de regadío y del trasvaso Tajo-Segura, estableciendo una lámina mínima del 40% de los embalses de cabecera y recuerda que “el agua que se va de Castilla-La Mancha no genera riqueza aquí ni fija población, pero sí lo hace donde va, porque Murcia ha aumentado su población”.

En este sentido, Jesús Ortega ha recalcado que “el agua reporta enormes beneficios tanto en la agricultura y en la ganadería, como en la implantación de determinadas industrias y la producción energética o su uso en actividades turísticas y de ocio, pues todas estas prácticas contribuyen a crear puestos de trabajo y riqueza” y ha añadido que “si queremos vida en Castilla-La Mancha tenemos que utilizar el agua en nuestra región”.

RECAMDER también apuesta por potenciar las cabeceras comarcales. “No se trata de que todos los municipios tengan de todo, sino de que lo tengan relativamente cerca, ya que un elevado tiempo de viaje para recibir servicios sanitarios, educativos o administrativos, influye negativamente en la decisión de dónde fijar la residencia”, indicaba Ortega, quien ha defendido que los servicios básicos estén a una distancia inferior a 30 kilómetros y que la carencia de hospitales en el medio rural se solvente con centros de salud “potentes”.

El presidente de RECAMDER también ha abogado por la activación del Fondo de Compensación Interterritorial para corregir desequilibrios económicos, por la importancia de la banda ancha y por destinar más fondos a las zonas rurales, incluyendo la aplicación del Multifondo (FEADER, FEDER y Fondo Social) que está dando buenos resultados en países de la Unión Europea.

Entre los problemas para fijar población, Ortega ha indicado que “un ayuntamiento de un pueblo pequeño necesita años para la declaración de un sector industrial y mientras los empresarios que quieren invertir y crear empleo en el medio rural se tienen que ir a los polígonos industriales de las grandes ciudades” y eso hay que cambiarlo.

Reducción en la fiscalidad para el trabajador y para la empresa del mundo rural; más ayudas a la creación de empleo en los pueblos más pequeños; infraestructuras, equipamientos y servicios básicos de calidad; incentivos para los empleados públicos que realicen su actividad profesional y residan en el medio rural; y hablar en positivo del mundo rural ensalzando todo lo bueno que rodea la vida en los pueblos, son otras de las propuestas de RECAMDER para combatir la despoblación.

El presidente de RECAMDER ha pedido que se continúe aplicando la metodología Leader y que se apueste por los Grupos de Acción Local, “porque somos los que conocemos el medio rural, estamos en él, trabajaremos siempre por él y creemos en las posibilidades de nuestros pueblos y en las capacidades de su gente”.

Jesús Ortega ha defendido “el esfuerzo titánico” que vienen realizando desde hace casi 30 años los 29 Grupos de Acción Local de Castilla-La Mancha “para diversificar la economía de las zonas rurales, fijar población, mejorar la calidad de vida de sus habitantes y conservar el patrimonio natural, histórico y cultural de nuestros pueblos”.

“Gracias a ese esfuerzo, hemos creado y consolidado miles de puestos de trabajo en el medio rural, estamos manteniendo los pueblos y estamos ralentizando en la medida de los posible el proceso de la despoblación”, aseveraba el presidente de RECAMDER, quien añadía que “sin ese trabajo, hoy la realidad del mundo rural sería mucho más negra de lo que ya es”.

No obstante, reconocía que “esa labor no ha sido suficiente porque nos ha faltado el respaldo de medidas que escapan de nuestras competencias, medidas que tienen que ver con decisiones políticas a nivel provincial, regional, nacional y europeo” y advertía que “el problema ha tomado unas dimensiones tan grandes y tan preocupantes, que es necesario contar con el apoyo, la implicación y el compromiso firme de todos, que se materialice en un Gran Pacto Nacional sobre la Despoblación”.

Jesús Ortega ha apuntado que en Castilla-La Mancha el 73,78% de los municipios (es decir, 7 de cada 10) redujeron su población entre los años 2000 y 2018. Además, en 69 pueblos de nuestra región no hay ningún habitante menor de 20 años y 202 pueblos no tienen ningún niño empadronado entre 0 y 4 años. A día de hoy, 845 municipios de Castilla-La Mancha tienen menos de 5.000 habitantes.

En determinadas comarcas, la situación es límite y la densidad de población oscila entre 9 y 4 habitantes por kilómetro cuadrado, “y eso que hablamos de personas censadas, porque la realidad es que viven un 50% de las personas inscritas en el censo”, apuntaba Ortega.

De los 29 Grupos de Acción Local de Castilla-La Mancha, 9 se sitúan en áreas en riesgo severo de población, como son Molina de Aragón-Alto Tajo, PRODESE, ADEL Sierra Norte, Alcarria Conquense, Valle de Alcudia, FADETA, Sierra del Segura, SACAM y Montes Norte. Además, en áreas en riesgo de despoblación se encuentran Tierras de Libertad, Montesur y ADESIMAN.

“Estas cifras nos desvelan una realidad muy preocupante y un futuro muy incierto”, señalaba el presidente de RECAMDER quien afirmaba que “debemos poner soluciones efectivas y drásticas sin perder ni un solo minuto, porque no podemos permitir que el mundo rural desaparezca y que nuestros pueblos se conviertan en lugares fantasmagóricos”.

“En 2020, hemos comenzado una nueva década y debe ser la década de la repoblación del medio rural, del resurgir de nuestros pueblos y de sustituir la filosofía urbanita por la rural”, ha concluido Jesús Ortega.

Categories Desarrollo rural

Luchar contra la despoblación, fomentar el emprendimiento y apostar más fuerte por el turismo vinculado a la lavanda, principales objetivos de FADETA para este año

También se está trabajando en un proyecto de cooperación para la Promoción Territorial del Espacio Protegido del Valle del Río Ungría

6 de febrero de 2020.- El Grupo de Acción Local FADETA (Federación de Asociaciones para el Desarrollo Territorial Tajo-Tajuña) se ha fijado una serie de objetivos importantes de cara a este 2020 con el fin de continuar trabajando por el desarrollo de la comarca, la supervivencia de los pueblos y la calidad de vida de las personas que viven y trabajan en ellos.

Luchar contra la despoblación, apoyar el emprendimiento, poner en valor el patrimonio cultural y natural y apostar de forma más decidida por la promoción turística a través del sector de la lavanda, son las líneas generales que marcarán el trabajo de FADETA durante los próximos meses.

Como prioridad principal, FADETA seguirá captando a emprendedores, y apoyando el emprendimiento, no sólo a través de las ayudas que concede sino también con la promoción y difusión de los proyectos puestos en marcha “porque además de servir a los emprendedores como publicidad para dar a conocer los negocios, también sirven de modelo y de fuente de inspiración para otros emprendedores”, indicaba el presidente de FADETA, Jesús Ortega. 

En este sentido, recordaba que el Grupo de Acción Local ha puesto a disposición de emprendedores, entidades sin ánimo de lucro y ayuntamientos nuevas ayudas Leader por valor de 1,25 millones de euros, una convocatoria que está resolviéndose actualmente. Esta cifra se suma a los 2,3 millones de euros de ayudas que ya han sido concedidas a un total de 83 proyectos que se están llevando a cabo en la comarca.

FADETA también trabajará en un programa para potenciar el turismo de la lavanda y la industria de transformación de este producto. Ortega resaltaba que “la lavanda es un sector clave en nuestra comarca y puede generar riqueza y empleo en nuestros pueblos, a través de la comercialización de productos o vinculándolo al turismo, a la cultura y al ocio”.

En la zona de Brihuega, Almadrones y Cogollor, se cultivan alrededor de 2.000 hectáreas de lavanda, lo que supone el 80% del total cultivado en España, y tres destilerías. Además, se está creando una oferta cultural y turística en torno a este cultivo, que tiene su máximo exponente en el denominado Festival de la Lavanda que se celebra en julio en Brihuega. Por ello, y tal como apuntan desde FADETA, “es fundamental impulsar aún más este producto que se ha convertido en nuestro principal estandarte, porque estamos convencidos de que puede generar nuevas oportunidades y atraer población y turistas”.

Del mismo modo, FADETA se encuentra inmerso en un proyecto de cooperación regional para la Promoción Territorial del Espacio Protegido del Valle del Río Ungría, el oasis de la Alcarria y uno de los rincones naturales con mayor biodiversidad de la provincia. El objetivo es mejorar, fortalecer y preservar el espacio natural, desarrollando nuevas actividades compatibles con la conservación natural y paisajística.

Potenciar el acceso a las telecomunicaciones en los municipios es otra de las líneas fundamentales del Grupo de Acción Local para este año “las necesidades están detectadas, sabemos que las telecomunicaciones son vitales y que además permiten que los profesionales de determinados sectores puedan trabajar desde un pueblo y por lo tanto no tengan que marcharse a la ciudad, así que haremos todo lo posible por garantizar que los municipios de nuestra comarca accedan a estos servicios”, apuntaba Jesús Ortega.

Por otro lado, se seguirá trabajando para poner en valor el patrimonio cultural de la comarca, apoyando actuaciones en los Bienes de Interés Cultural, castillos, puentes e iglesias. También se concurrirá a otras ayudas que complementen o potencien las líneas de actuación recogidas en la Estrategia Local Participativa, porque “cuantos más fondos podamos acaparar más positivo será para nuestro territorio ya que todo se revierte en revitalizar nuestros pueblos”.

FADETA también seguirá luchando activamente contra la despoblación, a través de un programa específico y de un proyecto de cooperación provincial en el que “los Grupos de Acción Local, las instituciones y los agentes sociales trabajemos codo con codo y de forma decidida para atraer nuevos pobladores y emprendedores a nuestros pueblos y para mantener a la población existente”. En este sentido, también se seguirá dando difusión y sumando adeptos al ‘Manifiesto de Sigüenza’ “con el fin de convertir las propuestas incluidas en ese decálogo en hechos”.

El presidente de FADETA confía en que “todas las administraciones, entidades, empresas y ciudadanos en general vayamos de la mano y trabajemos juntos y de forma decidida por el desarrollo rural, porque es vital generar más oportunidades para el medio rural, tener mayor confianza en sus posibilidades y promover una lucha mucho más enérgica y real contra la despoblación”.

Categories Desarrollo rural

RECAMDER remite aportaciones al Anteproyecto de Ley de Desarrollo Rural y pide que se cuente con los Grupos de Acción Local

Pacto Nacional sobre Despoblación, potenciar las cabeceras comarcales, defensa del agua y apoyo financiero a los territorios rurales, son algunas de las sugerencias

La Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural (RECAMDER) ha remitido numerosas aportaciones al Anteproyecto de Ley de Desarrollo Rural, Territorial y Contra la Despoblación, que prepara la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Las aportaciones presentadas aglutinan las sugerencias de los diferentes Grupos de Acción Local de la región, quienes han resaltado que “en el fenómeno de la despoblación pesa más el diagnóstico que el remedio” y apuntan que “es ineludible un compromiso como Región para el cumplimiento de los objetivos de promoción de desarrollo rural territorial y contra la despoblación”.

Entre las aportaciones de RECAMDER figuran la firma de un Pacto Nacional sobre Despoblación y la aplicación de la perspectiva de ruralidad en todas las políticas y normativas. “No se puede legislar, proponer políticas con un carácter centralista sin tener un conocimiento preciso de lo que es la realidad del mundo rural, de lo contrario, estaríamos agravando la brecha existente entre el medio rural y el medio urbano, generando mayor desigualdad entre los habitantes de los pueblos con respecto a quienes viven en ciudades y estaríamos obligándolos a emigrar a las ciudades”.

RECAMDER también apuesta por potenciar las cabeceras comarcales “porque no se trata de que todos los municipios tengan de todo, sino que de que lo tengan cerca, ya que un elevado tiempo de viaje para recibir servicios sanitarios, educativos o administrativos, influye negativamente en la decisión de dónde fijar la residencia”.

Respecto al agua y tal y como quedó recogido en el Manifiesto de Sigüenza del año pasado, proponen una redimensión de los proyectos de regadío y del trasvase Tajo-Segura, proponiendo una lámina mínima del 40% en los embalses de cabecera.

Implicar a los municipios mayores en el desarrollo y revitalización global de los municipios rurales, apoyo financiero a los territorios rurales o promover el sentimiento de pertenencia al territorio son otras de las ideas aportadas por RECAMDER al anteproyecto de Ley de Desarrollo Rural.  

Asimismo, reclaman la elaboración de un Plan Estratégico de Desarrollo Sostenible del Medio Rural y contra la Despoblación financiado con aportaciones de diferentes fondos para paliar la desigualdad entre territorios y favorecer una distribución más racional y sostenible de la población; y la activación del Fondo de Compensación Interterritorial para corregir los desequilibrios económicos y hacer efectivo el principio de solidaridad entre las Comunidades Autónomas.

Otras aportaciones realizadas por la Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural son implementar medidas que contribuyan a fomentar el emprendimiento y la diversificación económica de las zonas rurales, incentivos para los empleados públicos que realicen su actividad profesional y residan en el medio rural; atención prioritaria a favor de las mujeres, de los jóvenes, de los mayores y de las personas con discapacidad; y medidas para preservar el medio ambiente rural, los espacios naturales y las especies amenazadas.

Imprescindible, a juicio de RECAMDER y de los Grupos de Acción Local, es garantizar al medio rural unas infraestructuras, equipamientos y servicios básicos en materia de comunicación, conectividad, nuevas tecnologías, abastecimiento eléctrico y suministro de agua, de calidad.

RECAMDER agradece la apuesta política del Gobierno regional por desarrollar una herramienta legislativa que “regule, ampare, propicie y potencie las vías de actuación en torno al Desarrollo Rural y al Despoblamiento, garantizando que los ciudadanos que habitan en los municipios rurales puedan dar un salto cualitativo en su nivel de desarrollo y que el territorio rural pueda obtener las mejoras suficientes y duraderas que necesitan”.

Asimismo, señalan que la aplicación de esta ley “requerirá un elevado grado de gobernanza y un empoderamiento verdadero de los territorios y los actores locales deben ser partícipes directos de la construcción de su presente y su futuro”. En este sentido, recuerdan que los 29 Grupos de Acción Local pueden jugar un papel decisivo como articuladores y representantes acreditados de dicha gobernanza, porque “gracias a la gestión y ejecución de las distintas programaciones Leader, han contribuido en gran medida a incentivar determinadas áreas del desarrollo económico y social del medio rural, con buenos resultados, principalmente en las zonas más desfavorecidas, por lo que están dotados de la suficiente experiencia”.

RECAMDER aglutina a los 29 Grupos de Acción Local de Castilla-La Mancha, que representan a 1,2 millones de habitantes.

Congreso ‘Despoblación: un reto político (y poético)’ en Sigüenza
Categories Desarrollo rural

Adaptar las leyes al medio rural y apoyar a las pequeñas empresas, claves de RECAMDER contra la despoblación

El presidente en funciones de la Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural señaló en el Congreso de Sigüenza que “urge repoblar nuestros pueblos” y abogó por un Pacto de Estado

ARENALES DE SAN GREGORIO.- Presidentes, gerentes, técnicos y socios de los 29 Grupos de Acción Local de Castilla-La Mancha pertenecientes a la Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural (RECAMDER) asistieron en Sigüenza al Congreso ‘Despoblación: un reto político (y poético)’.

En la mesa redonda ‘Aprendiendo a repoblar’, el presidente en funciones de RECAMDER, Jesús Ortega, señaló que “es importante romper una lanza en favor de nuestros pueblos y del medio rural, hablar en clave positiva y resaltar el atractivo que esconde el medio rural, porque es mucho, y porque los pueblos ofrecen valores cada vez más apreciados por la sociedad como la tranquilidad, la naturaleza y la calidad de vida”.

Ortega, remarcó que “nuestros pueblos necesitan habitantes, urge repoblar nuestros pueblos y es urgente que quienes tenemos competencias aprendamos a repoblarlos” y recordó que el 70% del total de municipios de Castilla-La Mancha tiene menos de 1.000 habitantes.

Asimismo, defendió que “la clave para luchar contra la despoblación y para poder repoblar nuestros pueblos está en adaptar las leyes al medio rural y en ayudar a las empresas a instalarse en el medio rural para crear empleo” y abogó por rubricar un Pacto de Estado contra la despoblación.

En este sentido, destacó que “hay que tener en cuenta las particularidades del medio rural, no se pueden establecer las mismas leyes urbanísticas ni los mismos criterios fiscales para una ciudad o para un pueblo, porque son dos realidades muy diferentes” y añadió que “debe haber ciertas exenciones o discriminaciones positivas hacia el mundo rural, porque de lo contrario le estamos dando la espalda”.

Leyes como la LOTAU, que obliga a reservar un 10% del terreno industrial para zona verde cuando en los municipios del medio rural el 99,99% del término ya es zona verde; o la bajada de impuestos a las empresas y a los habitantes de las grandes ciudades “son auténticas losas para los pueblos y constituyen una discriminación negativa hacia el medio rural, porque se está impidiendo el desarrollo urbanístico de nuestros pueblos y se favorece que las empresas y la gente se vayan a la ciudad”.

A su juicio, “lo principal es establecer ayudas que compensen las desventajas económicas y sociales que conlleva vivir en el medio rural, puesto que tienes que hacer frente a determinados costes extras” y advirtió que “no nos podemos permitir carecer del medio rural porque es necesario para producir alimentos, para proteger el medio ambiente y para el medio urbano”.

Jesús Ortega recalcó que “ya no basta con evitar que la gente abandone los pueblos por la ciudad, ahora es necesario repoblarlos, atraer a familias y emprendedores”.

El presidente en funciones de RECAMDER recordó que hace un año se celebró en Sigüenza el I Foro de Desarrollo Rural ‘Pueblos con futuro’ organizado por los Grupos de Acción Local de la provincia de Guadalajara y por RECAMDER, un evento que fue el germen de multitud de eventos que se han desarrollado durante todos estos meses por toda España, “pero lo cierto es que un año después del Manifiesto de Sigüenza, seguimos debatiendo sobre el mismo tema”.

También puso en valor el trabajo que desde hace 30 años realizan los Grupos de Acción Local de Castilla-La Mancha luchando contra la despoblación y trabajando para mantener vivo el medio rural y crear oportunidades. “Gracias a este esfuerzo, hemos evitado que el medio rural pase a ser parte del recuerdo, pero nosotros solos no podemos garantizar la supervivencia de nuestros pueblos, necesitamos contar con iniciativas que complementen nuestro trabajo y que dependen de las administraciones, como son las políticas fiscales de discriminación positiva o la adaptación de leyes al medio rural”, afirmaba el presidente en funciones de RECAMDER.

Tras recordar que “los Grupos de Acción Local siguen siendo imprescindibles para conseguir un mundo rural más joven, más diversificado y con más futuro”, Jesús Ortega concluyó animando a todos a “aprovechar las fortalezas del medio rural, a subsanar sus debilidades y a buscar nuevas oportunidades para atraer a familias, emprendedores e inversores”.

Más de 500 personas y cerca de 30 ponentes de diferentes ámbitos participaron en las seis mesas redondas de este encuentro organizado por la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha, la revista Contexto y Paradores, en el que se debatieron las causas del despoblamiento, se propusieron acciones innovadoras y se expusieron algunos ejemplos de éxito.

El protagonismo de la mujer en la lucha contra la despoblación, i+D y emprendimiento, hacia dónde debe ir la nueva agricultura, el arte como desarrollo o cómo aprender a repoblar fueron algunos de los temas que se abordaron en este congreso comisionado por Sergio del Molino, autor del libro ‘La España vacía’.

En la jornada también participaron la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, en funciones, Magdalena Valerio; el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán; el vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro; el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo; y el director general de Desarrollo Rural, José Juan Fernández.

Asimismo, se contó con la presencia de la alcaldesa de Sigüenza, María Jesús Merino; y el presidente de la Diputación de Guadalajara, José Luis Vega; entre otras autoridades.

¿Cómo podemos ayudarte?