Torreznos de Tendilla: calidad reconocida

Es posible que el nombre de Cárnicas Muñoz Sánchez no sea conocido para muchos, pero Torreznos de Tendilla es una marca emblemática y más que conocida en la provincia de Guadalajara.

Hace 25 años que la familia Muñoz puso en marcha esta industria agroalimentaria que hoy dirige Jesús Muñoz. “Empezamos fabricando todo tipo de productos cárnicos, jamones, embutidos, chorizos, pancetas, torreznos. Pero al final el mercado lo que nos demandaba cada vez más era torreznos y fuimos adaptando la fábrica para especializarnos en este producto hasta dejar el resto”, explica este empresario.

Más allá de esta especialización en un producto singular como el torrezno, una de las características esenciales de esta empresa es su elaboración enteramente artesanal, consiguiendo así un  producto sano y tradicional con auténtico “sabor a pueblo”, como ellos mismos califican.

Todo ello, sin renunciar a la innovación y modernización de su fábrica que les ha permitido ser referentes en el sector a nivel nacional e internacional. “Realizamos todo el proceso completo de producción del torrezno.  Recibimos la carne en fresco y comenzamos con la preparación, eliminando las partes que no son aptas tales como el pelo, se adoba, se seca, se fríe y se envasa. Ese es el ciclo completo”, explica este empresario.

Las variedades se han adaptado a su vez a la demanda. “Tenemos la variedad más amplia de torreznos de cualquier empresa del sector. Abarcamos cualquier tipo de corteza”, añade.

“Hacemos diferentes tipos, unos con lo que es el tocino del lomo, otros con corteza de jamón curada o bien fresca, otros con lo que es la parte del morro y, desde mayo de este año, hacemos torreznos con la parte de la panceta.”, señala Muñoz.

Para ello, a lo largo de estos 25 años, han ido adaptando sus instalaciones, reinvirtiendo beneficios “y no ha habido ningún año en el que no se hayan hecho mejoras en la fábrica”. Así, se ha ampliado “desde un edificio que teníamos de 1.050 metros a los 6.000 metros actuales construidos entre cámaras, almacenes y salas de elaboración”.

Instalaciones  que tienen capacidad para producir más, si bien no disponen de más terreno para ampliar la empresa.

En este sentido, Muñoz señala que uno de los grandes problemas del medio rural es la falta de espacio industrial. “No puede haber un polígono en cada pueblo porque no hay demanda para ello, pero cuando quieres desarrollar una actividad no tienes el espacio donde poder desarrollarla porque no hay suelo desarrollado y tampoco puedes montarlo en un terreno sin desarrollar”, explica Muñoz, quien cree que la normativa debe adaptarse a los pequeños municipios y no ser igual que en las ciudades.

Su negocio pasó de una comercialización en el entorno local, en la zona de Guadalajara y de Madrid, a distribuir a todo el territorio nacional y actualmente están exportando a Portugal, Francia, Suiza, Suecia y Dinamarca “y tenemos el problema de la fecha de caducidad, que son relativamente cortas para llegar al mercado sudamericano y asiático, que también consumen torreznos”.

La industria agroalimentaria cuenta con unos exigentes controles de calidad y certificación a los que esta empresa se ha ido adaptando y lo que, a su vez, le ha permitido abrir mercado, tanto en grandes superficies comerciales como Eroski, Makro, Carrefour, Día, Ahorramas o Hiperusera, como a nivel internacional.

Jesús Muñoz defiende las posibilidades de desarrollo industrial del medio rural y afirma que “este tipo de industria agroalimentaria cabe perfectamente en los pueblos. Estamos muy cerca de Madrid, de Guadalajara y mientras tengamos una carretera que esté bien no hay problema ni para abastecernos ni para repartir. Nosotros tenemos plazos de entrega de entre 24 y 72 horas, algo que nos distingue porque somos bastante rápidos a la hora de servir”, añade.

Si algo reclama este empresario es mayor agilidad en los trámites burocráticos de la administración, “que son el mayor problema a veces, más que el dinero”, si bien agradece las ayudas recibidas desde el Gobierno regional, así como de FADETA, ésta última de 38.408 euros, que ha permitido modernizar sus instalaciones con una inversión total de 116.980 euros.

  • Ubicación Tendilla
  • Categoría Alimentación
  • Emprendedor – Promotor Cánicas Sánchez
  • Página web http://www.carnicassanchez.es/
  • Tipo de proyecto Modernización de las instalaciones
¿Cómo podemos ayudarte?