RECAMDER remite aportaciones al Anteproyecto de Ley de Desarrollo Rural y pide que se cuente con los Grupos de Acción Local

Pacto Nacional sobre Despoblación, potenciar las cabeceras comarcales, defensa del agua y apoyo financiero a los territorios rurales, son algunas de las sugerencias

La Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural (RECAMDER) ha remitido numerosas aportaciones al Anteproyecto de Ley de Desarrollo Rural, Territorial y Contra la Despoblación, que prepara la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Las aportaciones presentadas aglutinan las sugerencias de los diferentes Grupos de Acción Local de la región, quienes han resaltado que “en el fenómeno de la despoblación pesa más el diagnóstico que el remedio” y apuntan que “es ineludible un compromiso como Región para el cumplimiento de los objetivos de promoción de desarrollo rural territorial y contra la despoblación”.

Entre las aportaciones de RECAMDER figuran la firma de un Pacto Nacional sobre Despoblación y la aplicación de la perspectiva de ruralidad en todas las políticas y normativas. “No se puede legislar, proponer políticas con un carácter centralista sin tener un conocimiento preciso de lo que es la realidad del mundo rural, de lo contrario, estaríamos agravando la brecha existente entre el medio rural y el medio urbano, generando mayor desigualdad entre los habitantes de los pueblos con respecto a quienes viven en ciudades y estaríamos obligándolos a emigrar a las ciudades”.

RECAMDER también apuesta por potenciar las cabeceras comarcales “porque no se trata de que todos los municipios tengan de todo, sino que de que lo tengan cerca, ya que un elevado tiempo de viaje para recibir servicios sanitarios, educativos o administrativos, influye negativamente en la decisión de dónde fijar la residencia”.

Respecto al agua y tal y como quedó recogido en el Manifiesto de Sigüenza del año pasado, proponen una redimensión de los proyectos de regadío y del trasvase Tajo-Segura, proponiendo una lámina mínima del 40% en los embalses de cabecera.

Implicar a los municipios mayores en el desarrollo y revitalización global de los municipios rurales, apoyo financiero a los territorios rurales o promover el sentimiento de pertenencia al territorio son otras de las ideas aportadas por RECAMDER al anteproyecto de Ley de Desarrollo Rural.  

Asimismo, reclaman la elaboración de un Plan Estratégico de Desarrollo Sostenible del Medio Rural y contra la Despoblación financiado con aportaciones de diferentes fondos para paliar la desigualdad entre territorios y favorecer una distribución más racional y sostenible de la población; y la activación del Fondo de Compensación Interterritorial para corregir los desequilibrios económicos y hacer efectivo el principio de solidaridad entre las Comunidades Autónomas.

Otras aportaciones realizadas por la Red Castellano Manchega de Desarrollo Rural son implementar medidas que contribuyan a fomentar el emprendimiento y la diversificación económica de las zonas rurales, incentivos para los empleados públicos que realicen su actividad profesional y residan en el medio rural; atención prioritaria a favor de las mujeres, de los jóvenes, de los mayores y de las personas con discapacidad; y medidas para preservar el medio ambiente rural, los espacios naturales y las especies amenazadas.

Imprescindible, a juicio de RECAMDER y de los Grupos de Acción Local, es garantizar al medio rural unas infraestructuras, equipamientos y servicios básicos en materia de comunicación, conectividad, nuevas tecnologías, abastecimiento eléctrico y suministro de agua, de calidad.

RECAMDER agradece la apuesta política del Gobierno regional por desarrollar una herramienta legislativa que “regule, ampare, propicie y potencie las vías de actuación en torno al Desarrollo Rural y al Despoblamiento, garantizando que los ciudadanos que habitan en los municipios rurales puedan dar un salto cualitativo en su nivel de desarrollo y que el territorio rural pueda obtener las mejoras suficientes y duraderas que necesitan”.

Asimismo, señalan que la aplicación de esta ley “requerirá un elevado grado de gobernanza y un empoderamiento verdadero de los territorios y los actores locales deben ser partícipes directos de la construcción de su presente y su futuro”. En este sentido, recuerdan que los 29 Grupos de Acción Local pueden jugar un papel decisivo como articuladores y representantes acreditados de dicha gobernanza, porque “gracias a la gestión y ejecución de las distintas programaciones Leader, han contribuido en gran medida a incentivar determinadas áreas del desarrollo económico y social del medio rural, con buenos resultados, principalmente en las zonas más desfavorecidas, por lo que están dotados de la suficiente experiencia”.

RECAMDER aglutina a los 29 Grupos de Acción Local de Castilla-La Mancha, que representan a 1,2 millones de habitantes.

¿Cómo podemos ayudarte?